Tratamiento alcoholismo

https://institutotaeco.es/wp-content/uploads/2021/09/Diseno-sin-titulo-1-300x200.png

La adicción al alcohol ha aumentado considerablemente en las últimas décadas. Se ha producido una preocupante normalización social respecto al consumo de esta sustancia considerándose “rara” o “aburrida” la persona que no consume nada de alcohol, normalizándose el consumo casi diario de la misma. La presión social asociada al consumo de esta sustancia es sin duda la mayor en comparación con otras adicciones.

La adicción al alcohol comienza con el consumo bien de forma voluntaria o bien por presión social, luego esta se vuelve en un consumo habitual y finalmente se produce de forma compulsiva e incontrolada. Este consumo continuado y abusivo de afecta a nivel psicológico y neuronal, produciendo la dependencia de la sustancia así como la afectación en procesos cognitivos como la memoria y el aprendizaje.